Sáenz de Oíza, el poder de pensar con las manos

ea5ad765f368d97eabbc5381ab477caa

Nací en Navarra, en el pueblo de Cáseda. terminé la carrera el año 46. Fui a trabajar a Estados Unidos, como pensionista de la Academia de Bellas Artes, y a mi regreso entré de profesor en la Escuela. Tengo una cierta preocupación docente; quien es profesor sigue siendo alumno y, por tanto, se mantiene vivo. Fui profesor de Salubridad e Higiene: la arquitectura utilitaria de mi país no funcionaba, los grifos no daban agua, los desagües se obturaban; durante diez años expliqué la asignatura, hablando del sol, del agua y la importancia del control del medio para la creación de la forma habitacional; ésta era la lección primera. Trabajé en la Sección Provincial de Urbanismo de Madrid. Me casé en 1956. Gané la cátedra en 1968. No he producido mucha obra: Torres Blancas, La Ciudad Blanca de Alcudia, el Banco de Bilbao y unos grupos de viviendas económicas son lo más conocido de la misma.

Francisco Javier Sáenz de Oíza (1918-2000)

Ses rotes, su refugio en Mallorca

oiza_piscina

A principios de la década de los años 60, Sáenz de Oíza llega a Mallorca de la mano del empresario Juan Huarte, para realizar el proyecto de la Ciudad Blanca en la Bahía de Alcudia, al noreste de la Isla.

CIUDADBLANCA09

CIUDADBLANCA10

Ciudad-Blanca-5

metalocus_FAME_10_900

Tras algunos periodos de estancia en el pueblo de Pollença con toda su familia durante el transcurso de dichas obras, en 1965, comprará su primera casa en Mallorca. Se trata de una casa de campo “señorial” o “ possessió” que adquiere de los descendientes del noble pollensín Guillem Cifre de Colonya, que como así indica su nombre, se encuentra en la Vall de Colonya, muy cerca del núcleo de Pollença, un valle protegido por la Sierra de Tramuntana al norte y que al estar en medio del bosque pero en un pequeño promontorio dentro del mismo, le permitirá disfrutar de vistas a lo lejos y del preciado Cabo Formentor.

El proyecto de la Cuidad Blanca no se completa, sólo se construyen algunos de los bloques previstos inicialmente. Pero como ocurre con otros “arquitectos veraneantes” en las Isla como M. Fisac en Costa de los Pinos, o Jorn Utzon en Porto Petro, la atracción que ésta ejerce hace que se convierta en el lugar de descanso o de trabajo a otro ritmo durante el verano y sean fieles a su cita anual estival.

oiza

Años más tarde, Oiza en 1985 comprará una segunda casa en Mallorca situada cerca que su casa de Colonya. Conocida como Ses Rotes, se trata de un pequeño cobijo de apenas 25m2 por planta, que se corresponde con el tipo de arquitectura popular conocido como andalusí de dos plantas. La vivienda era mínima construida con piedras, tierra y troncos de los árboles para dinteles y vigas. La “distribución” no existe, no existe el diseño, existen unas necesidades de implantación que ofrecen confort en invierno y en verano, la orientación sur-sureste de la fachada principal, unos muros de piedra con suficiente resistencia e inercia, unos huecos pequeños y dispuestos lógicamente y una cubierta de teja a un agua. Una vivienda cuya misión es dar cobijo a la familia. Por ese motivo no hay ostentación ni ganas de aparentar, se trata de un refugio para el hombre ante las adversidades del medio.

    oiza planos-1024x368_eo

estado inicial

Sáenz de Oíza  reforma Ses Rotes y hace una pequeña ampliación. La casa se destinará a acoger a los invitados de la familia durante el verano sobre todo. Por ese motivo el interior se adecuará a las exigencias mínimas para el uso e higiene (cocina, baños etc.). En la parte sureste se eliminará un almacén existente en planta baja para colocar un comedor más amplio separado de la sala de estar y en planta primera una habitación con acceso a la terraza-mirador.

 oiza planta-estado-actual

oiza planos-1024x368_pi

oiza alzado_pi

Toda la ampliación es de piedra de marés, una arenisco-calcárea típica y propia de las islas que se extrae de formatos rectangulares de aprox. 40x80x40cm del que se obtienen las diferentes piezas múltiples. El uso de este material autóctono o vernáculo, propio de la arquitectura tradicional, denota un respeto y sensibilidad por el lugar.

oiza-les-rotes-580x273

oiza 02

oiza 01

oiza_ 7 hijos

“Yo creo que si tenía suficientes medios para haberse construido él su propia casa, lo que pasa es que a él le gustaba intervenir sobre ya lo construido porque eso decía que era respetar un poco la historia, hacerse su propia casa le parecía un poco pretencioso”

Vicente Sáenz,  hijo de Oíza -de siete-

 

oiza-5033

plantas

casa Fernando Gómez, 1959

“Fruto del amor del hombre con la Tierra, nace la casa, esa tierra ordenada en la que el hombre se guarece, cuando la tierra tiembla -cuando pintan bastos- para seguir amándola”

Camilo José Cela

“La casa yo la entiendo como una manifestación  del amor del hombre al lugar, a la tierra, el enraizamiento del hombre con la naturaleza. Muchas veces la naturaleza es adversa.”

Sáenz de Oíza

Torres

Entrevista a Oíza, años 80:

A.Aberasturi: ¿El origen del hombre cuál es? ¿el campo?

Sáenz de Oíza: El círculo.  El movimiento de vaivén entre la ciudad y el campo. Cerrar el círculo. No estar donde está, sino más lejos de donde está, para volver a estar donde estaba.

A.Aberasturi: ¿Usted,  ahora a estas alturas, qué sería? ¿arquitecto , diseñador,…?

Sáenz de Oíza:Bombero

A.Aberasturi: Bombero como siempre, ¿no?

Sáenz de Oíza: Ser bombero es un sueño, atravesar la ciudad tocando la campana, salvando a alguien de un fuego,…, agarrar a una doncella, apartarla de unas llamas… ¡es heroico! Una de las cosas que más me interesa en la vida es entender que todos somos creativos, que todas las profesiones son hermosas y no la de arquitecto. Arquitecto es de las peores. De las más odiadas y no interesante. Un buen cartero, un buen repartidor…

A.Aberasturi: Eso no tiene precio (risas)

Sáenz de Oíza: No, de verdad se lo digo seriamente. Reconocer que el hombre de hoy cumple un trabajo esforzado, sin premio, sin aspiraciones, … Es lo más triste. Y la ciudad lo manifiesta.

1193_oiza_001_big

Maestro de maestros, Oíza dejó en las aulas la esencia de su pensamiento.

“No podemos seguir viviendo en ciudades aburridas”

” A mi lo que me parece agobiante es una ciudad monótona, densa, colisionada por todos lados, con caos, ruidos, contaminaciones, lo mismo Madrid que … Todas son iguales. Entonces uno quiere romper esa situación de crisis por la que atraviesa el mundo y que efectivamente la arquitectura está expresando que vivimos en un periodo de crisis, yo he querido romper ese periodo de crisis como sea”

“La arquitectura tiene muchas posibilidades de construir un mundo mejor, de ayudar al hombre a construir un mundo mejor”

“Yo creo que la respuesta de un arquitecto ante un problema de arquitectura siempre hay una actitud verdaderamente irracional, una actitud dormida, una actitud pasional, no sabe uno por donde va a salir, mueve la mano de una forma inconsciente sobre el tablero, y un momento dado llega como una iluminación, yo no se muy bien como”

le-corbusier-oiza

A.Aberasturi: ¿Por qué se pone las gafas ahí?

Sáenz de Oíza: Se me enganchan muy bien, no se si hay alguna razón de orden fisiológico. Algún amigo dice que por parecerme a Le Corbusier. Me quieren hacerme parecer a le Corbusier por los detalles accesorios, a mi me parece que me gustaría parecerme a Le Corbusier por lo importante que era como arquitecto , no por ponerme las gafas de una manera o de otra. Me han dicho que me parecía a Le Corbusier porque tenía un coche deportivo, fíjese!

A.Aberasturi: ¿El morgan?

Sáenz de Oíza:

A.Aberasturi: ¿Todavía tiene el morgan?

Sáenz de Oíza: ¡lo tengo! y ¿Sabe porqué lo tengo? ¿no?

A.Aberasturi: ¿Por qué?

Sáenz de Oíza: Homenaje a un fabricante individual que puede competir con la industria internacional más fuerte como la del automóvil, es decir, creer en el valor del hombre individual. Esa es la razón de tener el morgan y no para fardar y presumir. (…)

oiza oteiza

Imprescindibles – No te mueras sin ir a Ronchamp (Sáenz de Oíza)

Maestro de maestros, Oíza dejó en las aulas de la Escuela de Arquitectura de Madrid la esencia de su pensamiento, definido por él mismo como contradictorio. Francisco Javier Sáenz de Oíza, nació en Cáseda (Navarra) pero se crió en Sevilla. Su padre, también arquitecto, pidió el traslado a Madrid, con toda la familia, para que Oíza pudiera estudiar arquitectura.

No te mueras sin ir a Ronchamp entra en la leyenda del personaje y en la estrecha relación que mantuvo con el escultor y poeta Jorge Oteiza, a quien conoció a principios de los años 50 en Aranzazu, y cuya relación se mantuvo hasta el fin de sus días. Fue precisamente Oteiza quien, en los últimos meses de vida del arquitecto, le dijo que visitara la capilla que Le Corbusier había levantado en el noroeste de Francia y dio origen a esta frase mítica “No te mueras sin ir a Ronchamp”.

Personaje polémico y polemista, creador de obras distantes entre sí en el estilo y en la valoración del público. Si Oíza tenía razón y la arquitectura es como la grafología, quizá adentrándonos en Torres Blancas, en el Banco de Bilbao o en el Palacio de Festivales de Santander podamos conocer el universo que rodeó a Oíza, y a un Oíza más allá de su obra.

El documental nos acerca la leyenda de Oíza. ver documental

1-Ronchamp

Le Corbusier: Ronchamp, Notre Dame du Haut, 1954

saenz7

Alzuza (Navarra): Museo Oteiza / Francisco Javier Sáenz de Oiza

Bach_4449-640x426

Eveux :  La Tourette / Le Corbusier

7618fe12bead4d2be3a5aafd4dbe7cef

He llegado a la conclusión, al final de mis días, de que la mediocridad es un poco triste. En primer lugar, porque el hombre medio no existe. Cada hombre quiere ser dueño de sí mismo, quiere vestir a su modo, quiere tener su propio gusto, y sus propios deseos… Yo creo que nos dirigimos a una nueva edad, un nuevo Renacimiento, una edad en la que el hombre será de nuevo el centro del mundo, una figura universal, extensa, inabordable… Y todo lo que sea tratar con hombres medios, con prensa media, con comidas medias, con situaciones medias, será absolutamente aburrido… Cada día descubro mayor encanto en hablar con una persona que pueda sorprenderme, como una persona que no sepa de antemano cómo va a resultar. Es riqueza de situaciones es lo que me hace sentir vivo, la necesidad de viajar, de estar en el mundo, de conocer… Creo que la edad que os va a tocar vivir a vosotros va a ser más rica que la nuestra, va a estar menos coaccionada por esos presupuestos de medianías en los que nosotros nos hemos movido.

Sáenz de Oíza

Fuentes:

Imprescindibles – El arquitecto Sáenz de Oíza

Creadores de hoy: Francisco Javier Sáenz de Oíza

Tres arquitecturas: Sáenz de Oíza

Anuncios

Un pensamiento en “Sáenz de Oíza, el poder de pensar con las manos

  1. Pingback: cuatro años | circARQ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s