VILLA MAIREA, Aino y Alvar Aalto, 1937-38

Boceto Villa Mairea, Alvar Aalto.

La Villa Mairea es una casa de veraneo construida en 1938 en Noormarkku, Finlandia por los arquitectos Alvar Aalto y Aino Aalto, donde expresan todos sus principios de compromiso con la cultura, el respeto y el amor por la naturaleza de su país. Históricamente muchos libros atribuyeron la obra solo a Alvar Aalto, pero los trabajos producidos en la oficina estaban firmados como “Aino y Alvar Aalto”.

La villa Mairea fue diseñada para el matrimonio finlandés Gullichsen, compuesto por la pintora Maire Ahlström y empresario maderero Harry Gullichsen a mediados de la década 30.

Ellos conocieron a los Aalto en 1935 cuando el matrimonio decide fundar una galería de arte de vanguardias que con el correr de tiempo se transformó en ARTEK, firma conocida mundialmente por producir los muebles y los vasos diseñados por los Aalto y de la cual Aino Aalto fue directora creativa y directora general. En 1936 ella había diseñado los interiores de la casa de los Gullichsen en Helsinki. Es así como en 1936 encargan a los Aalto diseñar una residencia que funcionara como galería, que albergase todas las obras de Maire y que a su vez actuara como residencia vacacional del matrimonio.

Artek was founded in 1935 by four young idealists: Alvar and Aino Aalto, Maire Gullichsen, and Nils-Gustav Hahl. The business strategy of the company was “to sell furniture and to promote a modern culture of living by exhibitions and other educational means”. The founders of Artek advocated a new kind of environment for everyday life. They believed in a grand synthesis of the arts and wanted to make a difference in architecture and design as well as in town planning. https://archpaper.com/2016/05/bard-graduate-center-gallery-artek-aaltos/#gallery-0-slide-0

Aino Marsio‐Aalto and Alvar Aalto in the Artek‐Pascoe showroom, New York, 1940. Photograph. Aalto Family Collection.

El matrimonio dio a los arquitectos la completa libertad de plantear una casa diseñada hasta el más mínimo detalle, por lo que garantizaron un presupuesto sin límites. A finales de 1937 se presentó la primera propuesta de la casa, la cual no resultó ser del agrado de los propietarios debido a que se basaba en la fuerte relación de la arquitectura con lo propio del lugar, trayendo como resultado una imagen muy similar a las granjas nativas de Finlandia, que reflejaba la atracción de la época por el espíritu nacionalista. Los Gullichsen pidieron revisar la propuesta para que su diseño fuese más actual y comprometido con el siglo XX y la arquitectura moderna pero sin perder la conexión de la arquitectura con la identidad del país.

Con este encargo, los Aalto presentan a inicios de 1938 la segunda propuesta de la villa, la cual se caracteriza por la aparición de una serie de componentes modernos y por otra un planeamiento tradicional en la forma de situarse en el terreno y definir el espacio libre. Esta versión resulta llamativa para los clientes, más aún la aparición de terrazas voladizas, que potenciaban el carácter horizontal de la casa. En los siguientes meses se ajustan ciertos detalles de la segunda propuesta, llegando a una propuesta final en abril de 1938 conocida como Proto-Mairea, en donde la separación entre la casa y la galería de arte quedó atrás y evolucionó a una idea espacial donde la pintura y la vida cotidiana se entrelazaban naturalmente. Lisbeth Sachs, que trabajaba en el estudio de los Aalto como dibujante recuerda que Aino Aalto convenció a los clientes con la siguiente pregunta:

“¿Qué harán cuando los niños crezcan y quieran organizar exhibiciones de arte en la casa? Si hacemos un solo gran espacio, no necesitan pensar en una galería de arte especial. Pueden vivir con sus pinturas”

Los Aalto en la memoria publicada de la obra expresan que:

“es posible usar un caso de diseño individual a modo de laboratorio de pruebas, donde cosas que sería imposible producir masivamente hoy pueden ser prueba que gradualmente y con el avance tecnológico se hagan disponibles”

Primer Nivel

Exterior

El patio queda acotado por la forma de la planta y a su vez abierto por su emplazamiento en el bosque, siendo un elemento integrador hacia el espacio natural. En el corazón de este espacio se ubica la piscina, marcando un límite virtual con lado oeste del terreno, la cual con su forma orgánica representa los lagos finlandeses; mientras que al otro lado se encuentra un hall creado por la cubierta vegetal y el muro de servicios prolongado hacia el exterior. Por último encontramos el sauna, el cual está dispuesto para funcionar como límite con el lado norte.

Interior

El acceso principal está compuesto por una marquesina que recibe y protege, además de marcar una transición de lo natural a lo artificial. A continuación, un vestíbulo conduce al comedor el cual está contiguo a la Sala de reunión junto a la biblioteca, separadas por tabiques, que no solo dividen los espacios sino que además albergan toda la colección de arte de Maire. La sala de reunión además funciona como sala de exposiciones, lo que permite a los propietarios convivir con el arte de manera fluida. A la salida de estas salas se ubica una escalera rodeada por columnas que lleva al segundo piso. En la cola de la planta se ubica la oficina principal (la cual da al acceso principal) , la cocina y por último los servicios y la logia. Si bien es un recorrido jerarquizado, el espacio es fluido debido a la disposición de las columnas, puestas de forma aleatoria siguiendo la idea de bosque.

Segundo Nivel

Exterior

En el nivel superior se producen una serie de terrazas y voladizos, los cuales se disponen desde el taller de pintura hasta el dormitorio principal, y fuera de uno de los dormitorios de invitado.

Interior

Está formado por un vestíbulo donde desembarca la escalera principal y de ahí se pasa a un segundo vestíbulo que funciona como sala de juegos de niños. Estos espacios articulan los dormitorios. El del matrimonio está separado por un baño de los dormitorios de los niños, los cuales poseen ventanas que dan hacia el acceso de la casa. Frente a estos, se encuentran ubicados los dos dormitorios de invitados, que dan hacia la terraza. Al otro extremo del nivel, se encuentra el taller de Maire Gullichsen el cual está comunicado directamente con el jardín de invierno del nivel inferior por medio de una sencilla escalera. Este taller de pintura tiene una fuerte relevancia en la composición exterior de la villa Mairea.

4 pensamientos en “VILLA MAIREA, Aino y Alvar Aalto, 1937-38

  1. Pingback: DOSCIENTAS | CIRCARQ

  2. Pingback: 250 ENTRADAS | CIRCARQ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s