María Reiche

“Tengo definida mi vida hasta el último minuto de mi existencia. El tiempo será poco para estudiar la maravilla que encierran las pampas de Nazca, allí moriré”.
“¡Todo era por Nazca! Si cien vidas tuviera, las daría por Nazca. Y si mil sacrificios tuviera que hacer, los haría, si por Nazca fuera”.
“Yo quiero, con mi obra, ser un instrumento para eliminar las injusticias y para que los peruanos –que son gente de cualidades culturales, morales y físicas especiales– recuperen su propia estimación. Yo les digo: yo soy chola, porque me siento a veces más unida con los cholitos, y sobre todo ahora que tengo la nacionalidad peruana“.

María Reiche

María Victoria Reiche Neumann o simplemente María Reiche nació el 15 de mayo de 1903 en Dresde, Alemania. Fue célebre por sus investigaciones y conservación de las líneas de Nazca en Perú. Sus padres eran Felix Reiche Grosse y Ana Elizabeth Neumann. Durante su infancia vivió junto con sus hermanos menores, Renata y Franz, en la calle Zittauer Strasse en Dresde. Estudió matemáticas, geografía y física en la Universidad Técnica de su ciudad natal y en Hamburgo, donde se graduó como arqueóloga en 1928.

1930. Dresde, Alemania.

Llegó al Perú en 1932 para educar a los hijos del cónsul alemán en la ciudad de Cusco. Lo primero que la impresionó fue el esplendor y la belleza de los paisajes andinos.

Cuando fijó su residencia en Lima, Reiche trabó amistad con Amy Meredith, una inglesa que regentaba un salón de té del que eran clientes muchos intelectuales peruanos y extranjeros. Allí conoció a Julio C. Tello y a Paul Kosok, quien la llevaría a Nazca por primera vez en 1941. El doctor Paul Kosok, contrató a la alemana como asistente para estudiar las líneas de Nazca.

El objetivo de Kosok, que después asumió Reiche, era investigar una serie de diseños trazados en el desierto a unos 400 kilómetros al sur de Lima. Los dibujos, realizados por la cultura nazca entre el 200 a. C. y el 500 d. C., fueron delineados con unas 800 líneas de docenas de metros. El resultado fue la creación de unas 300 figuras geométricas y de 70 con formas de animales, plantas y seres antropomórficos.

En 1936 retornó a su país y un año después, a fines de 1937, volvió a Perú y nunca más regresaría a su ciudad natal de Dresde, que quedó destruida completamente por los bombardeos de las fuerzas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Entonces decidió establecer su hogar en Lima, donde ofreció sus servicios como profesora de gimnasia, alemán e inglés.

En Nazca con Paul Kosok

Las líneas de Nazca habían sido descubiertas en la década de 1920 y Kosok llevaba algún tiempo estudiándolas antes de contratar a Reiche como asistente.

Los dos investigadores iniciaron la tarea de explorar, estudiar y medir los dibujos realizados por los nazcas. El propósito de los creadores de esas líneas era un gran misterio y habían sido propuestas varias hipótesis.

María Reiche y Paul Kosok

Reiche y Kosok desarrollaron su propia teoría: las líneas se trazaron siguiendo las constelaciones y eran como una especie de mapa estelar.

Cuando Kosok abandonó Perú en la década de los 40, Reiche se quedó en el desierto para proseguir sus investigaciones. La arqueóloga descubrió 18 figuras y dedicó parte de sus esfuerzos a cuidar el lugar, amenazado por la erosión, la contaminación y por los proyectos para construir carreteras.

María Reiche inició una vida dedicada al estudio e investigación de las líneas de Nazca a partir de 1946. En Perú descubrió una vocación en la que concentraría todas sus energías.

En un primer momento, los pobladores de la zona no confiaban en María Reiche e, incluso, algunos la calificaban como bruja. El motivo era sus interminables caminatas a solas por la arena, limpiando y midiendo los tramos y siempre realizando cálculos.

El primer artículo de Reiche sobre las líneas de Nazca se publicó en 1949, con el título de Mystery on the desert. A study of the ancient figures and strange delineated surface (Misterio en el desierto. Un estudio de las figuras antiguas y la extraña superficie delineada).

Al cuidado de las líneas

Las publicaciones de Reiche hicieron que la zona fuera ganando fama en todo el mundo. Con ello se multiplicaron los visitantes que deseaban verla, lo que llegó a suponer un riesgo para su conservación, algo que despertó la preocupación de la alemana.

En esos momentos, Reiche era la única al cuidado de las líneas y solo contaba con una escalera de mano que hacía las veces de torre de control y una escoba con la que limpiaba el terreno o ahuyentaba a los turistas que ponían en peligro las líneas.

La situación cambió cuando el Fondo de Promoción Turística comenzó a colaborar con Reiche. Esta, además, recibió la ayuda de su hermana Renate. Las infraestructuras mejoraron con la construcción de un mirador y la puesta en marcha de un servicio de avionetas para sobrevolar el área. La propia María Reiche pagó a unos vigilantes para evitar a saqueadores que intentaban esquilmar el terreno.

Muerte de Amy Meredith

Amy Meredith, con quien Reiche convivió 21 años, falleció en enero de 1960 a causa de un cáncer. Su herencia fue destinada a que las investigaciones de la arqueóloga pudieran seguir su curso.

La muerte de Meredith hizo que Reiche pasará por una época muy dura. Por un tiempo dejó Nazca y se instaló en la sierra, donde trabajó dando clases en las zonas más pobres.

Últimos años y fallecimiento

En diciembre de 1994, gracias a sus esfuerzos y gestiones, la Unesco acordó otorgar a las líneas de Nazca la categoría de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El delicado estado de salud de Reiche en los últimos años de su vida fue lo único que consiguió apartarla de su trabajo. La investigadora, ciega y con parkinson, se trasladó a una habitación de uno de los hoteles para turistas ubicados en la propia Nazca. Su hermana Renate la asistió durante esa etapa final de su vida. Su hermana falleció en 1995.

Maria Reiche falleció en Lima el 8 de junio de 1998, con 95 años de edad, víctima de cáncer. Un año antes, la UNESCO le había otorgado la Medalla Machu Picchu y el gobierno peruano le otorgó la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos a título póstumo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s