Gipsoteca

Rosa Chacel en clase de vaciado. Escuela de Bellas Artes de San Fernando

Quería ser escultora. Antes de escribir me dediqué a modelar. Hice tres cursos en la academia de Bellas Artes, y el último pesqué una bronquitis que me duró bastante, me dio mucha guerra porque tampoco el médico me entendió bien, y tuve que ir a reponerme a la sierra. Al año siguiente mi madre ya no quiso que volviera a los sótanos de vaciado, con aquel frío, y la humedad. Entonces empecé a ir al Ateneo y a centrarme más en la literatura. Mi primera actividad en la vida fue la escultura, y la escultura es la mayor pasión todavía. 

Comentó Rosa Chacel en una entrevista que se publicó en El País en 1980.

Abandonó sus estudios en 1918, pero desde su ingreso en la Escuela de Bellas Artes empezó a frecuentar las tertulias del café Granja, El Henar y el Ateneo de Madrid, en este último dio su primera conferencia titulada “La mujer y sus posibilidades”. 

Volumen escultórico. MOLDEADO Y VACIADO

El vaciado artístico es una de las técnicas más antiguas que se conocen, junto con la talla y labra de madera y piedra, siendo la primera técnica de reproducción compleja que se conoce; se sabe que fue utilizada en el Medio Oriente hace más de seis mil años, ya que los egipcios ya la conocían para realizar reproducciones de máscaras como de otras partes del cuerpo. Más tarde los griegos retomaron y ampliaron sus posibilidades de aplicación utilizándola como técnica de estudio de volúmenes. Desde entonces, sufrió una prolongada decadencia de estatus, ya que no se consideraba una técnica definitoria, que por el contrario era utilizada en taller masivamente para la elaboración de los bocetos definitivos. Ésta fue resurgida en el periodo renacentista, manteniendo su aplicación paralelamente en los talleres, de la mano de Andrea Verrochio (1435-1488) , para definitivamente terminar siendo considerada como técnica propiamente dicha por Rodin hasta nuestra actualidad.

Un (pequeño) homenaje a Rodin - Ritmos21
El taller del artista. Rodin

El moldeado y/o vaciado artístico es una técnica escultórica que tiene como objetivo la reproducción tridimensional de volúmenes, es decir, el proceso por el cual podemos obtener o volver a producir (re-producción) un determinado volumen cuantas veces se requiera, según el tipo de molde que se realice. Se produce una dualidad en la escultura que se clasifica en “positivo” y “negativo” , entendiendo siempre que el volumen que aporta la información positiva o tangible, digamos lo ocupado o cuerpo del modelo u objeto artístico, será el “positivo”; mientras que el “negativo” será entendido siempre a su contrario adyacente que aporta la información negativa o intangible, digamos lo desocupado o vacío del modelo u objeto artístico.

Colección Estatuaria Clásica Siglo XVIII - CULTURA UPV [ Universitat  Politècnica de València ]
Colección Estatuaria Clásica Siglo XVIII
Facultad de Bellas Artes de San Carlos

El origen o procedencia de esta colección se remonta al año 1765, cuando Carlos III autoriza la apertura de la Real Academia de San Carlos de Valencia y realiza una donación inicial de modelos en blanco procedentes de la Real Academia de San Fernando de Madrid. A partir de 1744, la Real Academia de San Fernando de Madrid comienza a adquirir vaciados en yeso de las esculturas clásicas y llega a poseer una gran colección, siendo punto referencial nacional y europeo. La colección de yesos por parte de la Real Academia de San Fernando se inicia con los vaciados procedentes del taller de Giovanni Domenico Oliveri, escultor de cámara de Felipe V, Fernando VI y Carlos III; continúa tras la compra que Velázquez hizo en su segundo viaje a Italia: el Atleta del Disco, la Venus de la Concha, el Niño de la Espina; las donaciones de 68 obras por parte de Carlos III tras las excavaciones de Herculano (1776); la compra de la Venus del Nilo al Museo Real de París en 1852, etc.

Tras la creación de la Real Academia de San Carlos en Valencia (1765), comienza la adquisición de modelos en yeso blanco; algunos donados por Carlos III y la Real Academia de San Fernando; otros donados por particulares como el Conde de Carlet, el arzobispo Fabián, Dª Engracia de las Casas, D. Pedro de Silva; y otros, encargados a la propia academia de San Carlos para conseguir nuevos modelos de estatuaria clásica.

Esta estatuaria clásica, ha sido elegida como la idónea para comenzar el aprendizaje del dibujo por su ausencia de color, carácter estático y tridimensional, así como por su perfección formal, aspectos que facilitan el análisis de las formas, la valoración tonal y la objetivización de la interpretación.

En los programas académicos, el modelo de la estatuaria clásica se ha mantenido como herencia de la tradición académica —aunque sin el componente de ejemplo de belleza ideal—, pero si como modelo de configuración inanimada donde indagar la complejidad de construcción de las formas. Su objetivo principal ha sido el desarrollar el entendimiento del campo visual y gráfico que le habilite para la representación e interpretación de su entorno, pero también para adquirir conocimiento sobre la proporción, las relaciones y la interacción de la luz y valores que provoca.

¿Qué es una gipsoteca?

LA CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN DE LA GIPSOTECA DE LA ESCUELA DE ARTES  PLÁSTICAS DE LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA - PDF Free Download

El diccionario de la Real Academia Española no conoce el significado del término gipsoteca. Una gipsoteca es una colección de reproducciones en yeso de obras escultóricas antiguas, realizadas según el sistema de vaciado. Se usan para aprender, copiando y estudiando obras clásicas.
La palabra “gipsoteca” está formada con raíces griegas y significa “colección de moldes de yeso usados para la creación de estatuas”. Sus componentes léxicos son:
La palabra γύψος (gypsos = cal viva, tiza) que nos daría yeso, enyesar, yesero, yesera, yesería y yesón.
La palabra θήκη (thēkē = caja, depósito, lugar donde se guarda algo), como en discoteca, biblioteca, pinacoteca, etc.

1.- Sala de esculturas de Chatsworth House, Reino Unido.

https://www.chatsworth.org/

Chatsworth House a.k.a. Darcy's Pemberley | Pride and prejudice, Pride and  prejudice 2005, Prejudice

Elizabeth Bennet visita el salón de las esculturas de Pemberley, se para frente a una delicada obra que muestra una mujer con velo. Elizabeth ya sabe que quiere vivir ahí, con el dueño de ese lugar. Ella es la protagonista de “Orgullo y Prejuicio”, de Jane Austen.  El “dueño” es Fitzwilliam Darcy. Pemberley  (en la versión de Joe Wright, 2005) es en realidad  Chatsworth House,  una formidable propiedad de 40 hectáreas de jardines, prados y bosques en el condado inglés de Derbyshire, a unos cinco kilómetros del pueblo de Bakewell. La mujer con velo es The Veiled Lady de Raffaelo Monti, escultor milanés del siglo XIX.

Raffaelo Monti fue ejecutor de un arte casi mágico, esculpir velos en mármol. Hizo esta obra por encargo el sexto duque de Devonshire en 1846. Esculpir mujeres veladas, en diferentes materiales,  fue una práctica que tuvo su esplendor y perfección  a partir del siglo XVIII, coincidente con el descubrimiento en Pompeya de la Casa de las Vestales, lo que las hizo populares en los próximos 100 años.

Raffaelo Monti (1818–1881) – JOSAYSUSCUENTOS


2.- Gipsoteca del Museo Canova, Possagno, Italia

www.museocanova.it

Gipsoteca Canoviana en Possagno
Gipsoteca Canoviana en Possagno
Carlo Scarpa. Gipsoteca canoviana a Possagno. Ediz. italiana e inglese Ad  esempio: Amazon.es: Frediani, Gianluca, Pasquali, Susanna, Chemollo, A.:  Libros en idiomas extranjeros

CARLO SCARPA: Gipsoteca Canoviana

“Extender el blanco de las estatuas a las paredes y cortar el azul del cielo” es el concepto de la Gipsoteca Canoviana en Possagno, obra de CARLO SCARPA construída entre los años 1955-57, como ampliación del antiguo museo basilical dedicado a ANTONIO CANOVA. 
CANOVA es uno de los más importantes escultores neoclásicos italianos, nacido en el siglo XVIII, oriundo de Possagno —pueblo al norte de Italia a los pies del Monte Grappa— donde se encuentra su casa natal—taller, el primitivo museo de planta basilical (s.XIX) y los moldes de sus esculturas en yeso, de allí el concepto de GIPSOTECA. 
La obra de Scarpa surge como un encargo para la ampliación del antiguo museo, al cumplirse 200 años del nacimiento del escultor.
Magistralmente el arquitecto diseñó una pieza que no se explica de manera autónoma, sino en permanente diálogo con el antiguo museo-basílica, la casa de CANOVA, y la ciudad que la rodea.
La obra se integra de un modo magistral al contexto, sin ser mímesis de las arquitecturas que la rodean. Con un lenguaje neutro y moderno a la vez, la obra respira el espíritu neoclásico del antiguo museo y las esculturas que éste aloja. Una nave lateral que corre paralela a la basílica, se va angostando a medida que corre por la suave pendiente del terreno y remata en un estanque de aguas reflejadas al pie de los járdines…
La sala cúbica lateral que inicia la promenade tiene como única entrada de luz los quadrati di luce, 4 lucernarios cúbicos en los vértices del cubo, originalmente pensada para alojar las esculturas de mayor altura de CANOVA.

Ampliamento della Gipsoteca canoviana – Atlante architettura contemporanea
La Gipsoteca Antonio Canova di Possagno – FeliceCalchi
Lo spirito di Antonio Canova nella gipsoteca di Possagno - itTreviso
Cajas de luz | Íñigo García Odiaga - veredes
Cajas de luz | Íñigo García Odiaga - veredes
Museo Canova, by Carlo Scarpa. Canova, Italy (1957). | Museos arquitectura,  Fachada arquitectura, Arquitectura

3.-El Taller de Vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Taller de Vaciados y Yesos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

La galería reúne cientos de piezas que empezaron a coleccionarse con la aportación de Velázquez tras su primer viaje a Italia. El Taller de Vaciados y Reproducciones Artísticas custodia importantes vaciados históricos en yeso utilizados como modelos clásicos en la formación de los artistas. Mantiene una tradición que se remonta a los primeros años de fundación de la Academia cuando se encontraba ubicada en la Real Casa de la Panadería en la Plaza Mayor de Madrid. Desde sus orígenes en 1752 con el nombre de Real Academia de Nobles Artes de San Fernando, esta institución tuvo especial interés en reunir una galería de esculturas en yeso, vaciadas de las más conocidas y apreciadas de la Antigüedad Clásica, que servirían para la formación de los alumnos.

Siguiendo las pautas de otras academias europeas, el escultor Juan Domingo Olivieri elaboró una lista de las principales obras que deberían adquirirse en Roma. Pretendía de este modo traer vaciados del Vaticano, donde los artistas admiraban y copiaban desde el siglo XVI las esculturas del Belvedere. Hizo igualmente una selección de las que deseaba adquirir en el Museo Capitolino. Finalmente, elaboró una minuciosa lista de esculturas en los principales palacios de Roma y colecciones como la de los Ludovisi, los Borghese y otras familias que habían acumulado un importante número de obras antiguas.

Pero más a mano que los yesos romanos estaban los de las colecciones de Cristina de Suecia y el marqués del Carpio, que habían sido adquiridas apenas unos años antes por Felipe V e Isabel de Farnesio para decorar su palacio en la Granja de San Ildefonso. De este modo llegaron a la Academia de San Fernando, en su antigua sede de la Casa de la Panadería, el Fauno del cabrito y el Grupo de San Ildefonso, que se consideraban las dos obras maestras de la colección real en aquél momento.

Paralelamente consiguen los profesores de la Academia de San Fernando que el rey les ceda los vaciados de yeso que casi un siglo antes había traído de Italia el pintor de cámara Diego Velázquez. De este modo se incorporan a lo que va a ser poco a poco una importante colección obras como el Hércules Farnese  y la Flora Farnese, junto a otras que fueron restauradas por el escultor Felipe de Castro.

Tres bustos de la colección del Taller de Vaciados y Yesos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Actualmente, sin que el yoso pierda su protagonismo inicial, se hacen también vaciados en resinas sintéticas coloreadas capaces de imitar el bronce u otros metales y con una gran resistencia ambiental.
Tres bustos de la colección del Taller de Vaciados y Yesos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Actualmente, sin que el yoso pierda su protagonismo inicial, se hacen también vaciados en resinas sintéticas coloreadas capaces de imitar el bronce u otros metales y con una gran resistencia ambiental. SAMUEL SÁNCHEZ
Una vista de otra de las salas de exhibición de yesos antiguos del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El Taller de Vaciados irradió desde temprano hacia otras academias e instituciones tanto de España (los casos más notorios son los de Sevilla y Valencia) como de México o Filipinas (Academia de bellas Artes de Manila), donde envió copias de sus yesos.
Una vista de otra de las salas de exhibición de yesos antiguos del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El Taller de Vaciados irradió desde temprano hacia otras academias e instituciones tanto de España (los casos más notorios son los de Sevilla y Valencia) como de México o Filipinas (Academia de bellas Artes de Manila), donde envió copias de sus yesos. SAMUEL SÁNCHEZ
Perspectiva de una de las galerías de la Gipsoteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Tradicionalmente, uno de los usos de estos yesos ha sido en la enseñanza del dibujo, donde se empieza por fragmentos del cuerpo hasta pasar a la figura humana completa. En tiempos de Juan Valera (que fue embajador en el país luso), España regaló a Portugal una colección de yesos que dio origen a la Gipsoteca de Lisboa.
Perspectiva de una de las galerías de la Gipsoteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Tradicionalmente, uno de los usos de estos yesos ha sido en la enseñanza del dibujo, donde se empieza por fragmentos del cuerpo hasta pasar a la figura humana completa. En tiempos de Juan Valera (que fue embajador en el país luso), España regaló a Portugal una colección de yesos que dio origen a la Gipsoteca de Lisboa. SAMUEL SÁNCHEZ
Un detalle de los talleres de restauración del departamento de yesos y vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La institución madrileña ha patentado un novedoso sistema de limpieza de los yesos que está siendo usado ya por otros prestigiosos museos europeos y asesoran a las colecciones de Dresde y Copenhague.

Un detalle de los talleres de restauración del departamento de yesos y vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La institución madrileña ha patentado un novedoso sistema de limpieza de los yesos que está siendo usado ya por otros prestigiosos museos europeos y asesoran a las colecciones de Dresde y Copenhague. SAMUEL SÁNCHEZ
Seis cabezas pertenecientes a la colección de la Real Fábrica de Porcelanas del Buen Retiro de cuando la dirigía Cristóbal Ricci. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando tiene en proyecto una exposición sobre este conjunto de 110 yesos que pasó a formar parte de su custodia desde los tiempos de la ocupación napoleónica.
Seis cabezas pertenecientes a la colección de la Real Fábrica de Porcelanas del Buen Retiro de cuando la dirigía Cristóbal Ricci. La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando tiene en proyecto una exposición sobre este conjunto de 110 yesos que pasó a formar parte de su custodia desde los tiempos de la ocupación napoleónica. SAMUEL SÁNCHEZ
Yeso monumental del Hércules Farnesio, también traído a Madrid por Velázquez desde Roma, y es la única pervivencia que existe hoy de la estatua con los añadidos de las piernas del siglo XVI hechas por Guglielmo della Porta (c. 1500-1577); también falta la cabeza del león, añadida después. El verde de la pared del fondo se obtuvo recientemente de unas gotas que habían salpicado la estatua en el siglo XVIII y reproduce el tono original de la ubicación primitiva en el Alcázar de los Austrias de Madrid.
Yeso monumental del Hércules Farnesio, también traído a Madrid por Velázquez desde Roma, y es la única pervivencia que existe hoy de la estatua con los añadidos de las piernas del siglo XVI hechas por Guglielmo della Porta (c. 1500-1577); también falta la cabeza del león, añadida después. El verde de la pared del fondo se obtuvo recientemente de unas gotas que habían salpicado la estatua en el siglo XVIII y reproduce el tono original de la ubicación primitiva en el Alcázar de los Austrias de Madrid. SAMUEL SÁNCHEZ
Detalle de un busto romano antiguo. Yeso de las colecciones del Taller de Vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Las llamadas “costuras” permiten identificar y establecer de qué moldes han sido sacadas las piezas, pues nunca son iguales. Substancialmente la manufactura sigue siendo la misma desde el siglo XVIII a hoy.
Detalle de un busto romano antiguo. Yeso de las colecciones del Taller de Vaciados de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Las llamadas “costuras” permiten identificar y establecer de qué moldes han sido sacadas las piezas, pues nunca son iguales. Substancialmente la manufactura sigue siendo la misma desde el siglo XVIII a hoy. SAMUEL SÁNCHEZ
Detalle de un yeso de la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con una iluminación específica para resaltar el movimiento y virtuosismo de la escultura original. Desde antiguo, se practicaba este sistema de visualización con una lámpara o antorcha girando en torno a la obra, existiendo grabados que lo corroboran.
Detalle de un yeso de la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con una iluminación específica para resaltar el movimiento y virtuosismo de la escultura original. Desde antiguo, se practicaba este sistema de visualización con una lámpara o antorcha girando en torno a la obra, existiendo grabados que lo corroboran. SAMUEL SÁNCHEZ

4.- Gipsoteca de la Universidad de Sevilla

Gipsoteca de la Universidad de Sevilla

Gipsoteca

Espacio expositivo musealizado que se extiende por la Galería de la Facultad de Geografía e Historia y los Patios de los departamentos de Arte y Filología. Inaugurado en junio de 2015, supone la recuperación, restauración y catalogación de toda la colección de la Universidad de Sevilla. En total se exponen unas 100 piezas de vaciados en yeso, copias de originales de todo el mundo,  correspondientes con los principales periodos artísticos: próximo Oriente, Mundo Clásico, Medievo, Renacimiento, Barroco, s. XIX y primera mitad del XX. La Universidad de Sevilla ha ido adquiriendo estas piezas con objeto de ornamentar sus distintas sedes. Esta técnica, ha sido de gran importancia para el aprendizaje de los alumnos de arte y ha nutrido de numerosas obras a Academias de toda España. 

La Venus de Milo también habita en Sevilla

5.- Casa de reproducciones de la Casa del Sol, Palacio del conde de Gondomar. Valladolid

Iglesia de San Benito el Viejo - Wikipedia, la enciclopedia libre

6.- Gipsoteca de la facultad de Bellas Artes (UCM)

La facultad de Bellas Artes de la UCM posee una colección de esculturas de escayola que han servido de modelo a los estudiantes tanto en las áreas de Dibujo como en Escultura desde que se iniciaran los estudios como Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. Dicha colección está compuesta de más de seiscientos vaciados en yeso extraídos de esculturas originales griegas y romanas, y de piezas procedentes de pruebas de examen de alumnos pensionados de la Academia Española en Roma. Las esculturas llegaron a la ciudad universitaria en 1967, desde la calle Alcalá, antigua sede de la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando. La función didáctica de las piezas siempre estuvo presente, y las diferentes aportaciones que se sucedieron nunca tuvieron un carácter museístico, sino tan sólo un fin práctico.

7.- Gipsoteca de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja

Gipsoteca de la Esdir

En los pasillos de la Escuela de Artes y Superior de Diseño de Logroño conservan los últimos restos de una importantísima gipsoteca, parte del “Museo de Reproducciones” que ocupó en su día el ala izquierda del Instituto Sagasta, edificio en el que se instaló por primera vez la Escuela.

Gipsoteca | ESDIR
Gipsoteca de la Esdir
Gipsoteca de la Esdir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s