El autorretrato

El Marco, autorretrato de Frida Kahlo (1938)

Edward Hopper, autorretrato (1947)

Rembrandt, autorretrato (1659)

Picasso, autorretrato (1972)

“The Son of Man” – Rene Magritte (1964)

Reflejo con dos niños (autorretrato) – Freud, Lucian (1965)

Distintos autorretratos de Van Gogh (1887-89)

El autorretrato ha existido prácticamente siempre. Los primeros autorretratos de los que se tiene conocimiento datan de la Edad Antigua. En Egipto, alrededor del año 1300 a. C. se sabe que hubo un escultor de nombre Bek que esculpió un autorretrato sobre piedra. En ese tiempo solo los dioses, los ricos y poderosos tenían el privilegio de inmortalizar su imagen. Este privilegio quedó casi exclusivamente reducido a los hombres, apareciendo los primeros autorretratos femeninos en el Renacimiento. Es comúnmente aceptado que uno de los primeros fue el de la artista Caterina o Catharina van Hemessen, en 1548.

El autorretrato se define como un retrato hecho de la misma persona que lo pinta. Es uno de los ejercicios de análisis más profundos que puede hacer un artista. En el mundo del arte cuando el pintor se autorretrata puede ser para dejar su firma,  su impronta, su pasaporte a la eternidad, pero también puede ser para representar su estado de ánimo, o dejar patente el paso del tiempo. Un autorretrato es en ocasiones el género más complicado, porque el artista se pone frente a un espejo donde escruta su rostro tanto física como psicológicamente. Implica escrutarse el rostro y conocerse hasta tal punto que la expresión que tenga en ese momento se traduzca en el dibujo o la pintura que aborda. En épocas pictóricas como el barroco o el renacimiento, una de las costumbres era que el artista se autorretratara dentro de un gran cuadro, para reafirmar su autoría o para dar a entender sus intenciones, como lo hizo Velázquez.

Un autorretrato no necesariamente implica un género realista. Tampoco implica necesariamente el término asociado a la pintura.

Self-Portrait © Vivian Maier

Self-Portrait, Undated 40×50 cm © Vivian Maier / John Maloof Collection, Courtesy Howard Greenberg Gallery, NY

500 autorretratos

Edición actualizada con artistas contemporáneos de esta clásica historia de la pintura a través del autorretrato que se publicó por primera vez hace más de 80 años. (Incluye 84 artistas nuevos y 31 obras realizadas desde el año 2000, fecha de la última revisión). El autorretrato se ha utilizado originalmente en la pintura sobre todo como investigación por parte del pintor de cómo plasmar ciertas expresiones o sentimientos y usarlas como promoción en la búsqueda de trabajo. Este libro recoge los mejores autorretratos de la pintura (De Durero a Rembrandt o David Hockney), la fotografía (Cindy Sherman), performance (Abramóvic), escultura e incluso instalaciones y también se puede leer como una interesante historia del ego de los artistas. Ordenado cronológicamente incluye citas de los artistas y un par de ensayos a cargo de Julien Bell y Liz Rideal. La portada es un espejo, de tal forma que el autorretrato 501 es el de su comprador final.

 
DETALLES DEL LIBRO

ISBN:9780714876221

Fecha de Edición:8-marzo-2018

Editorial: PHAIDON

Autores: Julian Bell and Liz Rideal

Liz Rideal

Artista, comisaria y conferenciante de Bellas Artes. Ella ha trabajado más de 30 años en la National Portrait Gallery de Londres. http://lizrideal.com/

Liz Rideal, by Lewis Morley, 1998 – NPG x135985 – © Lewis Morley Archive

Liz Rideal, by Liz Rideal, October 1990 – NPG x126768 – © Liz Rideal

Julian Bell

Nieto de la artista británica Vanessa Bell, pintor, escritor y colaborador habitual del Times Literary Supplement y del Guardian.

The Studio of Julian Bell at the Pheonix art centre, Lewes.
Which was destroyed by fire 29th March 2014

Julian Bell was born in 1952 and grew up in Newcastle and Leeds. His father was the potter and writer Quentin Bell, and his grandmother the painter Vanessa Bell. In the 1950s he stayed frequently at Charleston Farmhouse in the Sussex Downs, the home shared by his grandmother with the painter Duncan Grant. He read English Literature at Magdalen College, Oxford and subsequently attended the City and Guilds of London Art Schools. He was tutor at Goldsmiths College, London 1997-2001, City and Guilds of London Art School 1999-2008 and from 2009 at Camberwell College of Arts.

From the mid 1970s Julian Bell has worked full time as a painter. Extensive work and commissions, ranging from formal group portraits to inn-signs (following the tradition of Antoine Watteau and Dora Carrington) has, he claims, been as much a formative influence on his work as his training at art school. In 1990 he was assistant editor on the Grove Dictionary of Art and from then on began to write on other artists’ work for the Times Literary Supplement, later also Modern Painters, The Guardian, the London Review of Books and the New York Review of Books, with his poetry appearing in the London Quarterly. For three years he was an associate editor on Macmillan Publishers’ Dictionary of Art. Bell is the author of Bonnard (Phaidon, 1994) What is Painting? Representation and Modern Art (Thames and Hudson, 1999) which with many copies now in print has achieved a classic status, 500 Self-Portraits (Phaidon, 2000) and Mirror of the World: A New History of Art (Thames and Hudson, 2007), widely acclaimed for its innovative and global approach as an answer to E H Gombrich’s authoritative but eurocentric The Story of Art. A volume of his poems Three Odes was published by Dale House Press in 1997.

Julian Bell has been represented by Francis Kyle Gallery since 1993 with one-man exhibitions in 1996, 1999, 2002 and 2010. His work is in the Collections of Brighton Museum and the Museum of London.

Vanessa Bell, autorretrato, ca. 1915

Vanessa Bell (Londres; 28 de mayo de 1879 – Charleston Farmhouse, Surrey; 7 de abril de 1961) fue una pintora e interiorista inglesa. Miembro del Círculo de Bloomsbury, era hermana de Virginia Woolf, con la que tuvo una fuerte unión durante toda su vida.

Angelica and Virginia

Vanessa Bell introdujo el impresionismo en Inglaterra, situando los rostros en blanco y dejando que el interior fuera lo que expresara el rostro, impactado por el ambiente. Eso quiso implementar su hermana Virginia en la literatura.

Las pinturas más significativas de Vanessa Bell incluyen paisajes como la Playa de Studland (1912), escenas domésticas como La bañera (1918), o Interior con dos mujeres (1932) y retratos, entre los que se destaca los de Virginia Woolf (tres en 1912), de Aldous Huxley (1929-1930), y de David Garnett (1916).

Realizó además el diseño de las cubiertas de los libros de su hermana Virginia, recubriendo con unos dibujos que emanaban serenidad, suavidad, fluidez, toda la gama de sensaciones que fluían de los textos.

Se la considera como una de las mayores contribuidoras a la pintura retratística y de paisajes británica del siglo XX.

 

 

by Unknown photographer, vintage snapshot print, July 1915. De izquierda a derecha: Lady Ottoline Morrell, Sra. Aldous Huxley, Lytton Strachey, Duncan Grant y Vanessa Bell.

+info:

el artista y su imagen: Autorretratos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s