Puente de Moisés 

bridge-at-surface-of-the-water

Desde lejos, el efecto óptico es único. Desde cerca, una experiencia inolvidable que hará que puedas presumir de haber caminado sobre o bajo las aguas, según prefieras contarlo. Le llaman “Puente de Moisés” en alusión al profeta bíblico, ya que todas las personas que lo han visitado han comentado su sensación de que el agua parece separarse en el momento de cruzarlo.

201111230212-550x626

201111230211-550x412

201111230213-550x234

201111230214-550x151

untitled

01

Puente Invisible o Puente Moisés, Holanda

Este impresionante puente hundido – diseñado por los arquitectos de RO & AD – se ubica en Holanda y está dando a los visitantes una manera única de acceder a una hermosa fortaleza holandesa del siglo XVII.

fort_de_roovere_-_plan-relief_1751

00

El también conocido como “Puente de Moisés” divide literalmente las aguas que rodean la fortaleza, lo que permite a los peatones pasar a través de él . El puente está hecho con madera de Accoya, una madera modificada mediante la reacción de ésta con anhídrido acético, aportando a la madera una durabilidad mucho mayor sin alterar sus propiedades mecánicas. El proceso ayuda a prevenir la descomposición de la madera por el ataque de xilófagos, convirtiéndose en un material ideal para un puente bajo el agua.

Una serie de fosos y fortificaciones se construyeron en la región de West Brabant Water Line en Holanda durante el siglo XVII, con el fin de entregar protección frente a las invasiones de Francia y España. La Fortaleza Fort de Roovere estaba rodeada de un foso poco profundo; muy bajo para cruzarlo a través de embarcaciones pero demasiado hondo para caminar sobre él. Desde lejos, el Puente de Moisés es invisible a los ojos.

01-246

dsc_1060

El flujo alrededor de la fosa parece continuo, ya que el nivel del agua esta paralelo al del foso que lo cruza, lo que refleja el follaje circundante. Cuando los visitantes se acercan a la fortaleza, el puente se visualiza como una ruptura que divide el curso de agua, creando un fenómeno visual único. En primer lugar se encuentra a ras de tierra, pero luego desciende más profundamente hasta quedar bajo el agua. Para lograrlo, la estructura se ancla al suelo a través de pilotes de acero; toda la estructura está forrada con madera acetilada. Una curiosidad es que el propio puente en invierno se congela para que la madera no sufra los cambios de presión del agua congelada. También la madera triunfa en condiciones extremas en las que logra un resultado único uniendo la tecnología con el diseño.

Architects: RO&AD Architecten
Location: Halsteren, The Netherlands
Client: Municipality of Bergen op Zoom
Material used: Accoya wood
Project Area: 50 sqm
Photographs: Courtesy of RO&AD Architecten

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s